Liza Del Sierra es una mujer muy normal que trabaja en un colegio como secretaria pero tiene un problema muy gordo, es adicta al sexo. Por eso cuando hay un profesor que le llama la atención no para hasta que se lo pasa por la piedra, es la hora del recreo y los chavales están en el patio fumando sus leños y ellos aprovechan para quedarse en una clase con la puerta cerrada y disfrutar de una buena sesión de sexo.




FOTOS DE TETONAS

tetazas tetazas tetazas tetazas tetazas tetazas

INSERTA TU COMENTARIO: